Opiniones LADOM

LACTEOS DOMINICANOS

____________________________________________________________________________________________

Por Santiago Estrella Veloz

El autor es periodista y escritor

Los periodistas, por el hecho de ser tales, no estamos por encima de los demás ciudadanos, ni deseamos más privilegios que los que nos otorga la Constitución. Esto significa que podemos demandar y ser demandados, siempre que se cumpla lo que en el lenguaje jurídico se llama “el debido proceso de Ley”.

Es curioso, pero en los últimos tiempos han surgido una serie de demandas judiciales contra periodistas, aupadas por sectores pertenecientes o ligados al empresariado y al tren judicial, al sentirse difamadas o injuriados. Están en su legítimo derecho. Sus argumentos, sin embargo, necesitan ser reconocidos por los tribunales, una vez aportadas las pruebas que soporten las demandas.

Los principales blancos de esos procesos judiciales han sido Huchi Lora y Nuria Piera, dos comunicadores dominicanos de reconocida profesionalidad y ética, lo que incluye una honradez a toda prueba.

El “delito”, así entre comillas, de estos honorables y apreciados colegas, ha sido denunciar que la leche que sirve el Gobierno a través del desayuno escolar no reúne los requisitos de calidad que debiera tener. Esto bastó para que una empresa que suministra la leche a ese desayuno se sintiera “injuriada y difamada”, para dar paso a un sometimiento a la Justicia a los dos periodistas. Esa empresa está en su legítimo derecho, aunque no parece haber actuado con Justicia el magistrado que ordenó la incautación de videos no editados sobre la denuncia de los periodistas.

Uno se pregunta por qué, para fines del juicio, son necesarios videos que no trascendieron a la opinión pública, es decir, que no fueron difundidos, lo que los invalida como prueba.

Otro punto es que Huchi tiene sus oficinas en Telesistema, de manera que sería una agresión a esa empresa privada que la allanen para buscar una supuesta prueba. En el caso de Nuria, ella dijo que los videos sobre el caso fueron reciclados, es decir borrados, lo que de nada servirían para ser mostrados ante un tribunal.

Esto es en cuanto se refiere al procedimiento llevado, pero lo más grave de todo esto es que se trata de acallar voces independientes, que han dado muestras más que suficientes en cuanto se a defender las libertades públicas y los derechos de los ciudadanos, credenciales que no pueden mostrar muchos en la República Dominicana.

En igual sentido me parece una aberración judicial haber citado ante un tribunal a maestros del periodismo como Radhamés Gómez Pepín y Mario Álvarez Dugan, el primero casi en la víspera de la presentación de un libro que habla sobre su inmaculada trayectoria como profesional, mientras el segundo está convaleciente.

Suerte que los excluyeron del expediente judicial, pero además descargaron a la periodista Odalís Mejía y a su colega José Alfredo Espinal. En este caso, el demandante se sintió difamado, luego de que los medios que representan los dos colegas publicaran una información ofrecida por la Policía, en la que decía que el señor Rubén Torres Marine habría participado en el secuestro del niño Ángel Sebastián Hernández Reyes, nieto del rector de la Universidad Abierta para Adultos Ángel Hernández. Posteriormente, se supo que el hoy demandante fue descargado por el Ministerio Público, ya que se estableció que se incluyó en el caso por error de la Policía. A raíz de ello, y a petición del demandante, ambos medios de comunicación rectificaron la información. Sin embargo Torres Marine procedió a interponer la demanda, en la que pidió una indemnización millonaria.

En cuanto a los demás periodistas, algunos de ellos son atropellados o acosados en su trabajo por ciudadanos particulares e incluso por más de un agente policial o judicial, con el inútil propósito de acallar sus voces.

Estos enemigos de la libertad de prensa no pasarán, pues tendrán que hacer lo propio con cientos y cientos de periodistas que no estamos dispuestos a callar ante los abusos. Siempre he dicho que los periodistas tenemos, como misión principal, que desenterrar el estiércol que está debajo de las flores, o lo que parecen flores, hasta encontrar la verdad de las cosas.

Mi solidaridad, pues, con Huchi Lora y Nuria Piera, pero además con los otros colegas, a quienes felicito por su excelente trabajo, exhortándolos a no desmayar para que algún día nuestra nación se enrumbe por los caminos de la verdadera Justicia y la Libertad.

santiagoestrella2000@yahoo.com

_______________________________________________________________________________________

_______________________________________________________________________________________

ARTICULO A LACTEOS DOMINICANOS LADOM

No tengo las menores de las dudas que Lácteos Dominicanos (Ladom) perderá más que lo que ganará con la demanda entablada contra Nuria Piera y Huchi Lora, aunque logre que ambos comunicadores vayan a la cárce

Lo que Ladom pudo perfectamente resolver con una campaña de relaciones públicas, ha querido subsanarlo con una demanda judicial contra los prestigiosos periodistas.

Ahora, Ladom no tiene solo en contra a los dos comunicadores, sino a todos, incluyendo el silencio para su causa de aquellos que la defendieron ante la denuncia de que le leche que esa empresa servía al desayuno escolar no disponía de los nutrientes adecuados.

Podrá Ladom conseguir una y otra sentencia como la reciente que atenta con el principio más elementar a la libertad de prensa, la que dispone intervenir las oficinas de Nuria Piera y Huchi Lora, pero jamás va a detener que los periodistas denuncien situaciones que se entiendan anómalas en una empresa que ofrece servicios que son pagados con dinero del Estado.

Los periodistas y medios, con su derecho, que hicieron causa común con Ladom, saben que si salen en defensa de la acción judicial emprendida contra Huchi Lora y Nuria Piera, están amolando cuchillos para sus propias gargantas, y por lo tanto, guardarán silencio en este complicado proceso.

Pero aun se desdijeran y salieran en defensa de la iniciativa judicial de Ladom, ellos juntos a la empresa, tampoco soportarían el aluvión que ha generado la misma, pues cada día son más los comunicadores y medios que se suman a la repulsa en contra de lo que al pensar de mucho lo que pretende es silenciar a dos de nuestros periodistas más críticos e independientes.

Es penoso que nadie advirtiera a Ladom del riesgo de su iniciativa, lo que habitualmente no hacen los abogados, porque lo de ellos es ganarse el dinero de quien se lo solicita. Creo que si una empresa próspera como esa se lo hubiese propuesto, de seguro habría encontrado asesoría adecuada que la condujera a otro camino que no fuera el de los tribunales en el affaire público sobre la leche servida en el desayuno escolar.

La acción judicial contra Nuria y Huchi a mi entender es descabellada desde los intereses de Ladom, pues hoy es centro de una polémica pública con un sector muy sensible como es la prensa, y su derecho a informar.

Creo que a los abogados de la empresa les será difícil lograr un arreglo que conlleve el silencio de ambos comunicadores en el caso de la leche del desayuno escolar, en especial porque la propia empresa se ha encargado de darle a este caso un nivel de desafío para la prensa dominicana, muy en especial porque en el proceso se ha puesto en evidencia que se ha querido usar la influencia de poder para doblegar a los comunicadores.

El “arreglo de silencio” ya ha sido logrado con iniciativa como esta por funcionarios públicos ante denuncias de irregularidades en las instituciones que encabezaban. Se recuerda las graves denuncias contra el anterior secretario de Turismo hechas en el Gobierno de la Mañana. Este accionó judicialmente y terminó en una negociación que sepultaron las imputaciones de los periodistas. Hoy no se sabe si todo aquello era verdad y mentira.

Hay que esperar entonces que se comprenda que el espinoso camino escogido por Ladom será largo y que tiene muchos riesgos, no sólo por el prestigio de ambos comunicadores, sino por lo que representa este caso en cuando al derecho de los ciudadanos dominicanos a estar debidamente informado.

Por José Tejada Gómez

El autor es periodista

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: