octubre 24, 2008

Duro golpe al proyecto turístico residencial Cap Cana.

Posted in Politica a 8:03 pm por 180sur

Dado que Cap Cana no tiene acceso a financiamiento internacional -el costo del financiamiento en dólares sería superior al 40% anual- la única salida que tienen los propietarios del proyecto sería buscar nuevos accionistas dispuestos a invertir en un proyecto que bien administrado será rentable. No pierdan tiempo.

Los coletazos de la crisis de las hipotecas de alto riesgo han asestado un severo golpe al proyecto turístico residencial Cap Cana. En los últimos seis meses la empresa ha sufrido un severo deterioro de su flujo de efectivo que ha impactado negativamente sobre su capacidad de servir oportunamente su deuda. El descenso de 64.5% del precio de sus bonos corporativos constituye el indicador más certero de la situación financiera de ese proyecto.

En noviembre de 2006, Cap Cana sorprendió al mundo financiero con la exitosa colocación de bonos corporativos en los mercados de capitales internacionales por la suma de US$250 millones a una tasa de 9.625%. Desde su colocación y hasta el 7 de noviembre de 2007, el precio del bono corporativo se mantuvo de forma consistente por encima de 100 (i.e., por encima de su valor par), llegando a un máximo de 107 en junio de ese año. Sin embargo, a partir de noviembre de 2007 el precio de esos títulos financieros comenzó a descender de forma sostenida, sufriendo un fuerte desplome a partir de julio de 2008, cotizándose en la actualidad a 38% de su valor. Esto significa que si usted posee un bono de Cap Cana y lo desea vender sólo recibiría 38 dólares por cada 100 dólares que usted invirtió.

Entre la euforia y el colapso se tomaron muchas medidas financieras. Después de la colocación de los bonos corporativos en noviembre de 2006, Cap Cana obtuvo un préstamo adicional de US$100 millones de Deutsche Bank y de Morgan Stanley con el objetivo de acelerar su proceso de inversiones y mejorar la entrada de ingresos por concepto de ventas de inmuebles. Esos US$100 millones eran un préstamo puente que sería pagado con la segunda colocación de bonos corporativos que, por la suma de US$500 millones, realizaría la empresa hacia finales del año 2007.

La explosión de la crisis de las hipotecas de alto riesgo en agosto de 2007 provocó una estampida hacia los instrumentos de menor riesgo y mayor calidad crediticia. Los títulos de países emergentes, entre ellos los de República Dominicana, comenzaron a perder atractivo para los inversionistas. En consecuencia, cuando Cap Cana intentó colocar los segundos bonos corporativos sólo encontró demanda por US$200 millones y a una tasa de interés superior al 11.75%. Esa situación provocó que Cap Cana suspendiera la gira de ventas (i.e., el road show) con la esperanza de que en enero de 2008 habría un mejor entorno internacional.

En ese momento comenté en Tecnopol que el mejor momento había pasado y que esos bonos no podrían ser colocados en el año 2008. Lamentablemente tuve razón. Ante la necesidad de liquidez, Cap Cana negoció un préstamo de US$250 millones con Lehman Brothers, el cual sería desembolsado antes de noviembre. Lamentablemente, ese banco de inversión confrontó severos problemas de liquidez y solvencia a partir de marzo de 2008 y quebró el 15 de septiembre de este año.

Esa quiebra significó para Cap Cana el hundimiento de su tabla de salvación, pues ahora no tiene liquidez para honrar los US$100 millones del préstamo puente y el mercado comienza a descontar la elevada probabilidad de que incumpla el plan de pago de los cupones del bono corporativo de US$250 millones. De hecho, el próximo cupón de US$24.06 millones vence el 3 de noviembre.

Los ejecutivos de Cap Cana deben actuar rápidamente, pues de lo contrario la crisis de liquidez se convertirá en insolvencia y quiebra. La incertidumbre sobre el futuro del proyecto está agobiando a numerosos adquirientes de terrenos y residencias. Algunos han decidido vender sus propiedades por debajo del valor de mercado. Otros se preguntan si es conveniente o no continuar realizando los pagos correspondientes a la compra de terrenos y residencias.

Dado que Cap Cana no tiene acceso a financiamiento internacional -el costo del financiamiento en dólares sería superior al 40% anual- la única salida que tienen los propietarios del proyecto sería buscar nuevos accionistas dispuestos a invertir en un proyecto que bien administrado será rentable. No pierdan tiempo.

Jaime aristy escuder
Una víctima de la crisis subprime

Anuncios

1 comentario »

  1. jorge diaz said,

    Cap Cana no es una burbuja financiera cuyo valor real suba o baje con el valor de los mercados. Este es un proyecto serio llevado a cabo por personas serias y con resultados materiales a la vista. La infraestructura esta construida y con un nivel de realizacion triple A …

    Las limitaciones de credibilidad que tienen los promotores latinos pueden haber hecho mas costosa su cartera financiera pero los latinos estamos acostumbrados a sobrevivir con tasas de interes altas … de hecho las tasas de interes en las que nosotros nos movemos como peces en el agua harían suicidarse a los CEO de muchas empresas del Fortune 500 … Claro que esta la crisis .. pero hay un “detallito…” y es que en latinoamerica siempre hemos estado en crisis y hemos sabido sobrevivir y hacer negocios rentables … a pesar de todo … a pesar de todas las crisis…

    Si alguien sabe leer los estados financieros puede apreciar que un estado de resultados o “estado de ganancias y perdidas” tiene un formato muy particular… primero te permite ver si el negocio es rentable en terminos operacionales… luego en las lineas subsiguientes te permite ver si esta bien o mal administrado… y al final solo al final te permite ver si el negocio esta bien o mal financiado… POrque???? pues porque lo dificil es levantar un negocio inviable operativamente… es realtivamente dificil levantar un negocio mal administrado … pero un negocio con problemas de financiamiento es bastante sencillo salvarlo con una reestructuracion seria… lo dificil es levantar nuevamente la burbuja de un negocio que no era negocio y que solo era eso… una burbuja … Ante ese avatar se encuentran muchos inversionistas del primer mundo… invirtieron en negocios que no eran negocios en si.. y ni siquiera estaban bien administrados… solo eran burbujas bien financiadas…

    …en latinoamerica gracias a dios somos un poquito mas dados a trabajar y mas que burbujas financieras tenemos sueños y los llevamos a la realidad con mucho trabajo…

    Estamos seguros que este proyecto de CAP CANA saldra adelante a pesar de las dificultades financieras que pueda estar confrontando…


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: